la bolsa

sábado, 12 de mayo de 2012

Rajoy no dice hasta cuándo pilotará Bankia

Subasta o troceado
Rajoy no dice hasta cuándo pilotará Bankia y el sector espera la venta en partes

El Estado es el primer accionista de Iberia, Deoleo e Indra
La banca debe sanear 35.000 millones más.
Bankia es un museo donde ningún visitante quiere poner un pie pero que en las galerías acumula reliquias que por sí mismas serían el objeto de deseo de la competencia.
Al día siguiente de su abrupta nacionalización, Madrid se despertó con ironías sobre cómo se ha torcido la joya bancaria que tiene su sede en el inclinada Torre KIO y con la angustia de si la cuarta entidad del Estado será subastada tal cual o su saneamiento obligará Mariano Rajoy y el Banco de España a forzar el troceado porque la competencia se apropie algunas de sus reliquias.
Entre el joyero a subasta está la cuota de mercado en las hipotecas y los depósitos, pero también el 12,1% de IAG (Iberia y British Airways), el 20% de Indra y el 9,6% de Deoleo - de las cuales el Estado pasa a ser el primer accionista-y el 5,4% de Iberdrola.

Al oeste de la Torre KIO, Rajoy se despertó en La Moncloa para primer día como titular de la cuarta entidad bancaria y primera inmobiliaria estatal.
Los 340.000 millones de activos tienen una envenenada porción de créditos inmobiliarios (37.517 millones), del que el 85% es problemático.
El balance, a la vez, es el mejor compendio de los excesos del ladrillo madrileño y del ladrillo valenciano desde que los dos se casaron en marzo de 2010 y reunieron cinco cajas-entre ellas la Laietana-en Bankia.

Fin de la obra social
Fuentes del sector bancario invocan precisamente este compendio de errores y de horrores como el indicio de que Rajoy no puede ni plantearse la venta en bloque de Bankia como sí ha hecho con las subastas de Unnim (del BBVA) y la inminente de Cataluña Banco.
Lo que es más seguro es que las cajas fundadoras se precipitan a la reconversión en fundación ya la liquidación de su obra social.
Además de la conversión en capital de los 4.465 millones que el FROB prestó a BFA, la matriz de Bankia, la operación de saneamiento se podría tasar finalmente en 8.000 millones, y todo el capital será enviado a fumigar el ladrillo.
En paralelo a perfilar la letra pequeña del decreto de reforma financiera, Rajoy choca con una realidad contable: el de Bankia es el plan de salvamento público más caro que ha afrontado la Moncloa, equiparable a todo lo que han costado las siete intervenciones anteriores desde la de la manchega CCM antes del nacimiento del FROB.
Entre el FROB y el Fondo de Garantía de Depósitos, el sistema financiero que el gobernador Miguel Ángel Fernández Ordóñez venía en 2008 como el más sólido ha necesitado 24.906 millones en ayudas, el 2,5% del PIB estatal.
En la gestión de Bankia, el enigma es el tiempo que Rajoy seguirá sentado en la cabina porque, como ya pasó a José Luis Rodríguez Zapatero con la manchega CCM en 2009, el rescate ad hoc ha llegado antes de tener diseñado el manual de primeros auxilios.
Incluso algún experto como Juan Ignacio Crespo, de Thomson Reuters, no sabe bien cómo denominar lo que ha pasado.
"Yo no lo llamaría intervención ni nacionalización: no es intervención porque no han llegado los inspectores del Banco de España a hacerse cargo de la situación y tampoco es una nacionalización.
Yo lo llamaría de manera prosaica: es una ejecución de un préstamo ", argumentó. Y lo compara con un desahucio: "El Estado hace un préstamo de 4.465 millones a BFA, ve que no será capaz de volver y ejecuta el préstamo convirtiéndolo en acciones, es lo que hacía la misma caja a algún cliente cuando le ejecutaba un crédito ".

Miedo a cubrir activos sanos

Sacrificado Rodrigo Rato en favor de José Ignacio Goirigolzarri y pasado el susto de Bankia, Rajoy ultimaba el decreto que hoy aprueba el Consejo de Ministros sabiendo que se juega la última posibilidad de ser creíble ante los mercados y Europa.
La clave de la credibilidad es exigir al sector 35.000 millones más para sanee activos, también los sans, para cubrir el 30% de la cartera de créditos, cuando ahora cubren el 7%. Fuentes del sector ponen el grito en el cielo y temen sembrar aún más dudas vacunándose contra activos sanos.
En un orden menor de urgencias, Rajoy pudo descubrir ayer que el banco que ha nacionalizado tiene 29.100 millones en deuda pública española, unos buenos y letras que Bankia ha comprado a tipo atractivos (alrededor del 6% de interés)
después de haber comprado dinero barato al BCE pagando un 1%. Así que la última y la más enrevesada paradoja es averiguar si Rajoy se pagará o no los intereses a sí mismo por la deuda pública que emite con una mano y se compra con la otra.

La UE quiere un examen independiente
Los países de la zona euro quieren que expertos independientes realicen una valoración de los activos inmobiliarios que acumula la banca española, a la vista de las dudas que existen sobre su valor real.
Estos expertos también deberán determinar qué impacto tendrá este cálculo en las provisiones necesarias y la recapitalización de la banca.
La situación del sistema financiero español será uno de los puntos destacados de la reunión de ministros de Finanzas del Eurogrupo que se celebra el próximo lunes.
Los representantes de los diversos países preguntarán al ministro De Guindos qué planes tiene para incrementar la transparencia en los balances de los bancos, sobre todo en cuanto a los activos inmobiliarios, y especialmente en el caso de Bankia.
El Eurogrupo espera un aumento de las provisiones bancarias muy significativo respecto a los activos inmobiliarios.

Los clientes tienen 29.700 millones en preferentes
David Portabella


Cuando empezaron a comercializar las participaciones preferentes, más de un experto ironizó sobre el veneno de su eufemismo, porque no suponían la participación en nada (no son acciones) ni tampoco eran preferentes con respecto a nada, porque el cobro depende de la letra pequeña.
Si bien los dramas individuales han encubierto el global, el regulador de la bolsa, la CNMV, ha revelado el saldo de preferentes en manos de clientes: 29.713 millones, el 3% del PIB estatal.
La confesión de la CNMV no es ningún acto de transparencia voluntaria, sino que los datos fueron las solicitó el ministro de Economía, Luis de Guindos, a partir de una pregunta de la diputada de ERC, Teresa Jordà.
En la respuesta a ERC, también por escrito, el ministro De Guindos revela el último dato que la CNMV, presidida por Julio Segura, tiene disponible, de mayo de 2011.
La cantidad de 29.713 millones, por ahora congelados, abarca 52 entidades, las mismas que afrontan la demanda de la asociación de consumidores Adicae para una comercialización inadecuada y mantenida en la confianza inspirada por el jefe de la sucursal.

La popularidad de las preferentes no está reñida con su complejidad, porque son títulos de renta fija con tipos de interés atractivos (fijo o variable) pero emitidos con carácter perpetuo y cobrables sólo en determinados supuestos, ajenos al inversor.